Gran trabajo de los militares españoles en la evacuación de Afganistán

margarita robles fernández MINISTRA DE DEFENSA

OPINIÓN

María Pedreda

12 sep 2021 . Actualizado a las 10:31 h.

Nadie podía imaginar a principios de agosto que los talibanes se harían con el control de Afganistán en apenas unas semanas, pero así ocurrió. Al anuncio de la inminente retirada de las tropas estadounidenses, tras casi 20 años de presencia en ese país, le siguió un veloz avance de los talibanes por todo el territorio. En pocos días, la milicia integrista fue ocupando las ciudades y provincias hasta llegar a la capital, Kabul, el 15 de agosto. 

Entonces todo se precipitó. A primeras horas del lunes 16 de agosto, el Gobierno español decidió enviar a las Fuerzas Armadas e iniciar la primera fase de repatriación de los españoles que aún permanecían en Afganistán y de todos aquellos afganos que durante años colaboraron con nuestro país, así como otras personas especialmente vulnerables.

Unos 130 militares coordinados por el Jemad y el Mando de Operaciones, participaron en el dispositivo de evacuación, especialmente del Ejército del Aire con personal de diversas unidades, en su mayoría del Ala 31 (tripulaciones y personal de mantenimiento de los aviones A-400M), del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo y personal sanitario de la Unidad Médica de Aeroevacuación y la Unidad Médica de Apoyo al Despliegue Aéreo. Además, se sumaron al despliegue efectivos del Regimiento de Operaciones de Información nº1 y un equipo del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra.