Infertilidad: la pérdida del hijo nunca visto

Alessandro Magnelli GINECÓLOGO DE CLÍNICAS EVA

OPINIÓN

Maria Pedreda

19 ago 2021 . Actualizado a las 08:52 h.

La infertilidad es una condición en la que, ante el fracaso de las técnicas de reproducción asistida, la imposibilidad de lograr el embarazo de forma natural o llevarlo a término, la pareja se enfrenta a la pérdida de un hijo nunca visto. Vive, por lo tanto, un proceso de duelo, similar al que se elabora o debe elaborarse cuando desaparece un ser querido. Más duro aún, un ser querido que no ha llegado a nacer, de lo que ellos mismos pueden llegar a culpabilizarse.

Este duelo se divide en cuatro fases: cuando se esperaba un embarazo y este no llega; el período en el que la pareja se enfrenta a tratamientos de diferentes complejidades para ser padres; cuando los tratamientos no tienen éxito, y, finalmente, si después de todo se consigue el embarazo pero, tristemente, se produce un aborto.

Es, en definitiva, un duro camino de tristeza y angustia para quienes la paternidad es su primer proyecto vital, un camino que a menudo suele acabar en la depresión.