Tuitea y wasapea como un talibán

César Rodríguez Pérez
César Rodríguez JUEGO DE TRONOS

OPINIÓN

20 ago 2021 . Actualizado a las 09:19 h.

Puño de hierro en guante de seda. Es una frase antigua, pero no ha perdido nada de vigencia. Puede aplicarse para definir la estrategia de blanqueamiento llevada a cabo en los últimos años por múltiples partidos que gustan del autoritarismo y las propuestas ideológicas extremas. Y para los nuevos talibanes que han llegado al poder en Afganistán.

Por lo que dicen y por cómo lo dicen, no parecen los mismos que volaron los budas de Bamiyán o que condenaron a una generación de mujeres a la marginación social y a portar los ominosos burkas. ¿Se han moderado para no generar rechazo ante la opinión pública internacional? El tiempo y los hechos nos darán respuestas, pero no hay que olvidar que son y serán fundamentalistas. Ni establecerán una democracia ni respetarán los derechos humanos, solo la ley islámica. 

Lo que sí sabemos ahora es que dominan las plataformas digitales. Y las usan en su provecho. Llama poderosamente la atención la relación entre su éxito militar y un  nuevo cuestionamiento del papel de las principales redes sociales o privadas como WhatsApp . La pregunta es provocadora: si Trump, bloqueado por su actividad antidemocrática, no puede publicar mensajes, ¿por qué van a poder hacerlo los portavoces de una milicia como la talibana?

Hay medios especializados que atribuyen a sus comunicados digitales en Twitter, Facebook (que reaccionó tarde moderando contenidos) y programas de mensajería cierta relevancia a la hora de alfombrar su ofensiva final. Incluso abrieron un chat de WhatsApp al que podían escribir los afines al Gobierno que quisieran rendirse.

Hace años se hizo popular un manual de Vox en el que recomendaba a sus activistas que tuitearan «como Rufián». ¿Quién usará  ahora las técnicas de propaganda talibán como referencia para un oportuno blanqueamiento?