¿Qué debería incluir la Ley Concursal para evitar la quiebra de las empresas?

Isaías González García / Ramón S. Paz lamela SOCIO Y ABOGADO, RESPECTIVAMENTE, DE VENTO ABOGADOS Y ASESORES

OPINIÓN

J. M. CASAL

04 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Plantear mejoras que eviten el estrepitoso fracaso que ha supuesto la tan relevante y conflictiva Ley Concursal, que ha sido objeto de mil y un reformas desde su entrada en vigor, constituye un reto. Intentémoslo, con máxima prudencia y respeto a otras opiniones. Podrían ser infinitas; nos limitaremos a presentar una serie de ideas para iniciar el debate:

1ª. Crear un mecanismo de cooperación entre el legislador, entidades de derecho público (colegios o asociaciones profesionales, organizaciones empresariales y sindicatos) y entidades financieras para la puesta en marcha de una herramienta que detecte y alerte de situaciones de crisis y facilite a autónomos y pymes (y a sus grupos de interés) su toma de decisiones. Para ello, la norma debe establecer los ratios o indicadores de referencia e impulsar la colaboración entre aquellos agentes.

2ª. Constituir un servicio de asesoramiento para empresas en dificultades.

3ª. Potenciar la mediación como remedio al bloqueo que produce un texto excesivamente garantista que puede llegar a desencadenar la quiebra de empresas viables.