Jóvenes, patria y cabaret (a la gallega)

Cartas al director
Cartas al director CARTAS AL DIRECTOR

OPINIÓN

XOAN A. SOLER

29 jul 2021 . Actualizado a las 09:34 h.

En Galicia hay  más de concordia y paraguas

Pasado el 25 de julio, Galicia aún huele a resaca. El día grande de Santiago las retóricas identitarias se ponen a funcionar para volver esto un hervidero. Es un juego de contrastes sin grises. Un carnaval de banderas donde se reprocha al adversario de quién es amigo o a quién se ha vendido. Sonaba «Galiza ceibe» en la calle mientras unas avionetas despedían humo rojo y amarillo a su paso. En Twitter, representantes políticos se acusaban de ser poco patriotas o de elegir mal su nación. Mientras tanto, el debate ideológico se va abandonando por la dialéctica del nosotros o ellos. Y a los jóvenes, una ración de vísceras revestidas de purpurina y espectáculo para que decidan a quién van a mirar con recelo. Qué regusto amargo deja el We, the people en días de banderas y avionetas. Felizmente, aquí la normalidad suele ser otra, más de concordia y paraguas. Daniel Fernández.

Excusas: «Toda la culpa la tiene la pandemia»

Es inconcebible que la pandemia sirva de excusa a todas las administraciones -local, autonómica y central- para explicar los motivos por los que no funciona cualquier servicio. Informan en la prensa de que para intervenciones quirúrgicas el tiempo medio de espera es de 70 días y para pruebas diagnósticas, 42. Yo estoy esperando una ecografía que me solicitó mi doctor en el mes de diciembre. En mayo hice una reclamación al Sergas. Ni me respondieron. Pero me acaban de llamar indicando que puedo ir a hacer la mencionada prueba a una clínica o a un hospital privado por cuenta del Sergas. ¿Privatización encubierta, no? Por supuesto, no accedí. Sigo esperando la prueba por parte de un centro público. Creo que es por lo que tenemos que luchar. Cuento otro caso con otra administración, en este caso con Consumo de la Xunta de Galicia. Reclamé el 4 de diciembre pasado. En el mes de marzo solicité información telefónicamente y se me informa de que -en tiempos de pandemia- cualquier plazo se demora. A la vista de que siguen sin comunicarme su decisión, hoy volví a solicitar algún dato. La respuesta exactamente la misma que en marzo. ¿Qué tipo de gestores estamos pagando que son unos irresponsables en sus cometidos? ¡Menos mal que los sanitarios nos han dado ejemplo de humanidad y profesionalidad!, aunque son los que están siendo más ninguneados por sus gestores. Tengo la confianza en que algún día se nos «hinchen las narices» y dejemos de consentir tantas tropelías. Eloísa Cruz Vázquez.