¿Me escucha, Mr Biden?

Cartas al director
Cartas al director CARTAS AL DIRECTOR

OPINIÓN

pool moncloa

20 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Biden y el cosmos virtual

En el nuevo cosmos virtual existen unas alimañas que observan babeando a aquellos que fallan. Esta semana, la cumbre de la OTAN ha servido de comida para estas fieras que la generación Z ha preferido denominar haters.

El litigio que inundó Twitter fue una imagen de la conversación de pasillo entre Biden y Sánchez, que se rotuló como ridícula y escueta. Lo que nadie esperaba es que un funcionario de la Casa Blanca saliese a confirmar que los jefes ya habían conversado por separado. Sin duda una lección que ha expuesto la madera de tejo de la sociedad. Mientras tanto, la prensa internacional esclarecía las cuestiones que sí atañían a la población, como la sede de la próxima asamblea: Madrid. Pero claro, ese dato no alimenta a las sabandijas de la web. Rosalía Martínez. Carral. 

 Os cartos son para as ocasións

Hace más de una década, el binomio Obama-Biden convencía a la sociedad estadounidense de la necesidad de gastar 800.000 millones de dólares en rescatar a los causantes de la crisis financiera de 2008. En aquella ocasión, viéndole las orejas al lobo, hasta los republicanos tragaron. El remedio que ahora proponen Biden y Harris para evitar que la pandemia se necrose en una recesión económica de proporciones históricas es un spending plan que quintuplica la magnitud de aquel rescate. Entiendo que ciudadanos y políticos conservadores hayan puesto el grito en el cielo ante la propuesta de semejante dispendio, pero no conviene olvidar que aquello que en 2008-2009 también parecía una locura dio pie a una de las recuperaciones económicas más fulgurantes que hayamos visto en la pasada década. Incluso mi ahorrador abuelo nos enseñaba que «os cartos son para as ocasións». Manuel Suárez Botana. A Coruña.

El presidente y sus ideas sobre las mascarillas

El presidente del Gobierno no da puntada sin hilo. Aprovecha cualquier resquicio para dar a bombo y platillo buenas noticias. Solo las buenas, porque la notificación de las malas las deja para otros o simplemente no se dan. El caso es que nos acaba de anunciar que desde el día 26 podemos ir sin mascarillas en el exterior. ¿Se piensa el presidente que esta es una buena noticia? Creo que se equivoca. Es una manipulación más frente a los indultos. El porcentaje de población que ya está inmunizada no ha llegado a ese 75 % del que tanto nos hablaban. Al menos, faltan los más jóvenes por inocular, y no son pocos. El virus no ha desaparecido. Todos los días sigue matando a más de 70 personas en España. Marisa García. Lugo