Apaga la luz, Mari Pepa

Javier Guitián
Javier Guitián EN OCASIONES VEO GRELOS

OPINIÓN

Alejandro Martínez Vélez | Europa Press

08 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

He tomado una decisión drástica: dormir de día. He empezado hoy después de pasarme la noche poniendo la lavadora, cocinando y aspirando sin dirección. Los responsables de las nuevas tarifas de la luz aconsejan adaptarnos al nuevo escenario y yo lo he hecho con todas las consecuencias. Vivo de noche y, aunque solo llevo un día, me va bastante bien.

Estoy harto de que se rían de mí con los precios de la luz. Dejando al margen cómo funciona el sistema de subasta eléctrica en España, que tiene su miga, no entiendo por qué el denominado «término fijo» representa la mitad de la factura. Para empezar, el IVA es el más alto de los tipos aplicados, a pesar de que se trata de un producto de primera necesidad; pero es que además pagamos el déficit de tarifa, subvenciones varias, etcétera.

De manera especial me sorprende que nos cobren indirectamente los derechos de emisiones. Yo tenía entendido que el que contaminaba pagaba, pero resulta que no es exactamente así. Las empresas compran y venden derechos como si fueran caramelos y al final lo pago yo si quiero lavar los calcetines de día. En poco tiempo iremos a comprar papel higiénico y, aparte de los impuestos, en la factura figurará la mutualidad de huérfanos forestales y una tarifa por exceso de deposiciones.