Madrid, todo esto ya lo vivimos antes: Galicia, 12 de julio del 2020

Rubén Santamarta Vicente
rubén santamarta PAISANAJE

OPINIÓN

Feijoo saludando a Ayuso en la toma de posesión de este, el pasado septiembre, en Santiago
Feijoo saludando a Ayuso en la toma de posesión de este, el pasado septiembre, en Santiago

06 may 2021 . Actualizado a las 15:44 h.

En Galicia, el país que inventó el futbolín, el pescado congelado en alta mar y la moda de consumo masivo, también se inventó (y enterró) a Podemos antes de que nadie supiera quién era Pablo Iglesias (que ya andaba por aquí). Se inventó lo que era adelantar unos comicios para votar en plena pandemia. Y hasta se inventó el sorpasso al PSOE de Pedro Sánchez. Todo eso pasó. Pero lo que pasó en Galicia se quedó en Galicia.

Si alguien hubiera tomado nota de lo que sucedió en las autonómicas gallegas del 12 de julio del 2020, en lugar de ensimismarse con las botaratadas de la política nacional y el ombliguismo de los spin doctors, es posible que hubiera cambiado el guion de lo sucedido en Madrid este 4 de mayo.

Primer paralelismo, en el PP. Reconocibles ambos por su segundo apellido, con fuerte personalidad, y ahuyentando sus propias siglas para marcar una campaña de líder. Feijoo/Ayuso, Alberto Núñez/Isabel Díaz. La madrileña acudió a Santiago a la toma de posesión del gallego en septiembre. No hay constancia de que volviera aleccionada, pero sí pudo tomar nota de cómo el centroderecha sigue agrupado en esta comunidad. Ha sacado un 44 % del voto liquidando a Ciudadanos y frenando a Vox; son apenas cuatro puntos menos que el Feijoo del 2020.