La banda del empastre

Luis Ferrer i Balsebre
Luis Ferrer i Balsebre MIRADAS DE TINTA

OPINIÓN

Rodrigo Jiménez | Efe

13 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Para muchas generaciones decir o que te dijeran que parecías «la banda del empastre» era una coña habitual. Dicha banda nació en Catarroja en el año 1915 y se deshizo en el 2003 habiendo cosechado un gran éxito tanto en España como en Iberoamérica. La banda del empastre subtitulaba sus carteles con el rótulo de «banda cómico-taurina musical», puesto que su éxito comenzó con actuaciones durante las corridas de toros de su Valencia natal. El País Valenciano es vivero de grandes bandas de música y de grandes voces: Bruno Lomas, Nino Bravo, Camilo Sesto, Concha Piquer, Soledad Giménez, Bebe y muchos más.

Es difícil encontrar en Valencia un pueblo que no tenga banda de música y en ocasiones más de una; ese era el caso de Catarroja, donde había varias bandas y mucha rivalidad entre ellas. Un buen día, los hijos de los músicos decidieron poner fin a las trifulcas y plantearon juntarse todos creando una nueva banda.

El nombre nació del escepticismo del pueblo al conocer el alumbramiento de la nueva criatura en el Carrer del Peix: «Això serà un empastre». Un empastre donde cada músico era hijo de su padre y de su madre, tocaba a su bola y no seguían las indicaciones del director, provocando la sensación de ser una payasada que, si bien al principio no lo era, acabó siendo su seña de identidad.