Portugal: diez años después de solicitar el rescate

Francisco Carballo-Cruz TRIBUNA

OPINIÓN

Irene Barahona | Efe

09 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace estos días diez años que el Gobierno portugués solicitó asistencia financiera a la Comisión Europea ante la dificultad del país para financiarse en los mercados internacionales. La desconfianza de los mercados estaba fundamentada en los grandes desequilibrios en las cuentas externas y en las cuentas públicas y en el estancamiento del crecimiento económico y de la productividad.

Portugal recibió un paquete de cerca de 78.000 millones de euros, financiados por la Comisión Europea, el BCE y el FMI, firmando como contrapartida un Memorando de Entendimiento (MoU) en el que se comprometía a aplicar un Programa de Ajuste Estructural supervisado por una troika constituida por esas tres instituciones. Los algo más de tres años que formalmente duró el programa fueron extremamente difíciles para las familias, las empresas e, incluso, para el Gobierno encargado de aplicarlo.

A pesar de las enormes dificultades para realizar un ajuste en una economía integrada en una Unión Monetaria, el programa consiguió inducir una depreciación del tipo de cambio real de la economía del país. Consiguió también reequilibrar las cuentas públicas, pero falló en la implementación de la mayoría de las ambiciosas reformas incluidas en el MoU.