A mi hija, con una importante discapacidad, tampoco la han vacunado


Discriminación en la aplicación de las vacunas 

Quiero solidarizarme con lo expuesto en el reportaje realizado a Mercedes Vázquez sobre la vacunación de su madre. Me identifico mucho con la discriminación que se hace con ella por parte de la Xunta. En mi caso se trata de mi hija que tiene 44 años y una discapacidad intelectual del 75 %, grado de dependencia 2 nivel 2. Me dicen que no saben cuándo le va a tocar la vacuna porque en el protocolo no se incluyen casos similares. Los dependientes de las residencias fueron vacunados todos sin mirar el grado de dependencia, mientras que las personas que están en casa solo se vacunan si alcanzan el grado 3. He realizado una reclamación al Defensor do Pobo, desde donde me atendieron perfectamente y me indicaron que se dio traslado a la Xunta de la reclamación. Estamos esperando respuesta. Mucho ánimo para Mercedes y que no le pese tener a su madre en casa aunque la Xunta no lo valore. Mucha suerte. Mar Franco. Sada.

 Un presidente al servicio de... 

Ha trascendido que a José Luis Rodríguez Zapatero le sorprendió que tuviera que ocupar casi la mitad de su tiempo como presidente en defender a las multinacionales españolas. La historia nos ha mostrado cómo perdió su inocencia y lo que hizo después. Esa confesión pone al desnudo quiénes mandan sobre el que teóricamente manda; es decir, a quiénes sirve el que fue elegido en las urnas. Martín Sagrera. Madrid.

 Le prohíben vernos y está vacunada

Mi madre vive en una residencia. Tiene 90 años y está vacunada, «inmunizada». Lleva más de un año sin salir de la residencia y viendo a algún miembro de su familia esporádicamente con un tiempo máximo de 30 minutos y una distancia mínima de 2 metros. Hoy (por ayer) nos acaban de comunicar que le quitan el derecho a esas visitas a partir de la semana próxima. Antes de la vacunación entendía que las medidas era para proteger su vida, dada la gravedad de la enfermedad y la facilidad de los contagios al convivir en un centro. En este momento entiendo que la vacunación no les da una seguridad del 100 %, pero que en el caso de que enfermaran el proceso no sería de gravedad. Desconozco si en el centro hay alguna persona que no esté vacunada, pero, en el caso de que sea así, supongo que habrá que buscar algún medio para protegerlas que no sea quitarles el derecho a una vida digna a los que están inmunizados. Jacqueline Adán Bustos. Oviedo.

Envía tus cartas al director
Por correo electrónico a:
cartasaldirector@lavoz.es
Enviar carta
Por correo postal a:
Avenida da prensa, 84 y 85.
Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A mi hija, con una importante discapacidad, tampoco la han vacunado