Pequeños partidos, grandes falsedades

Roberto Blanco Valdés
Roberto L. Blanco Valdés EL OJO PÚBLICO

OPINIÓN

E. Parra. POOL

26 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

ERC, JxCat, la CUP, PdeCat, EH Bildu y BNG están en su derecho de no celebrar, ¡ellos sabrán!, la derrota del golpismo el 23-F. E incluso de sumarse a la teoría conspiranoica sobre el apoyo del rey a la intentona, que los sublevados alegaron en juicio para defenderse y a la que se agarra la extrema derecha golpista contra las conclusiones de los historiadores.

También tienen derecho, porque este régimen de 1978 que desprecian garantiza lo que prohíben los que tienen por modelo, a hacer público un documento (Pola ruptura democrática) cuya interpretación de la realidad es un delirio. Pero no más que el de los defensores de la democracia española -la mejor de nuestra historia- a denunciar tal interpretación como lo que es en realidad: un conjunto de grandes falsedades.

1. No es verdad que la monarquía parlamentaria española, en todo equiparable a las de Europa, rebaje la calidad de nuestra democracia. Según el Democracy Index 2020 del prestigioso semanario The Economist no solo España está situada entre las 24 democracias plenas del planeta (por encima de Francia, Portugal, EE.UU., Bélgica o Italia), sino que diez de ellas son monarquías: de hecho, todas las europeas salvo la belga y las de Liechtenstein y Mónaco.