Del BNG a Illa y de Galicia a Cataluña


Los Presupuestos Generales del Estado discriminan a Galicia. No es una afirmación que me pertenezca. Es el titular que el BNG ofreció a todos los medios de comunicación para justificar su rechazo a las cuentas de sus socios de investidura, circunstancia aquella (la proclamación de Sánchez) que el BNG no dudó un segundo en apoyar. 

Después nos vendieron que su respaldo era por no sé qué concesiones a nuestro país, entre ellas, la rebaja de la autopista, y ya ven. En los ayuntamientos siguen gobernando en conjunción. Y este columnista lleva años afirmando lo mismo: algún día el BNG percibirá que su auténtico adversario político y adversario también de Galicia -reiterando las aseveraciones nacionalistas- es el PSOE, no el PP. El PP, por ejemplo, que ha posibilitado que Galicia sea una de las tres comunidades con menos parados que el año anterior, mientras que el Gobierno de coalición que el BNG ha apoyado en Madrid ha ofrecido los peores datos desde el 2012.

Será por el virus, cierto. Pero también son los peores datos de la Unión Europea, quizá porque la pandemia -en contra de su significado- solo afecta a España y a su Gobierno de coalición, a quien, reitero, ha apoyado el Bloque Nacionalista Galego.

Porque el BNG sigue pensando que es mejor el PSOE que el PP, pase lo que pase y suceda lo que suceda, y por eso gobierna con ellos reiteradamente en los ayuntamientos gallegos.

En tanto esto ocurre, algunos nos dedicaremos a constatar las evidencias. Con Mariano Rajoy, Galicia recibió más fondos del Estado que en toda su historia. Con Sánchez, Cataluña es el centro del mundo. En torno a ella gira todo, no en torno a Galicia. Y miren hasta qué punto llega tal obsesión, que son capaces de convertir al exministro de Sanidad en candidato a presidir la Generalitat.

Del dinero ya ni hablamos. El llamado Corredor Mediterráneo recibe fondos y planes que articulan esa vía como germen del futuro. Se crea una España que no se puede ni doblar por la mitad: al lado del este, proyectos y millones; al oeste, ni agua.

El BNG los tiene como socios. Pero ni el BNG votaría a Illa para presidir Cataluña. Tengo esa intuición. Porque en el BNG abunda la dignidad y también la inteligencia. Y como son dignos e inteligentes verán, como veo yo, que lo de Illa en Cataluña y lo de sus elecciones es una burla a todos los ciudadanos, los gallegos principalmente, que han votado hace unos meses (con buenos resultados para el BNG, por cierto) después de un aplazamiento.

Su votación por horarios, incluidos enfermos de covid, es un disparate. Me parece ignominioso lo que allá está sucediendo, desde el candidato socialista a los presos en campaña. Desde el ministro Iceta, sin otro mérito en su currículo que vivir del PSOE, a las proclamas independentistas. Prefiero, sin dudarlo, Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

Del BNG a Illa y de Galicia a Cataluña