El indulto a los independentistas

Jaime Concheiro del Río
Jaime Concheiro del Río LÍNEA ABIERTA

OPINIÓN

Susanna Sáez

30 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En las últimas semanas se está hablando reiteradamente de un posible indulto a los separatistas catalanes condenados por los delitos de sedición y malversación. Son muchas las voces que se alzan tanto a favor como en contra de ese indulto.

Es necesario precisar que la figura del indulto es una prerrogativa real y que en la actualidad son aprobados por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Justicia, para después ser firmados por el rey con el refrendo del citado ministerio.

Un presupuesto extraordinariamente decisivo para la concesión del indulto, a tenor de lo que dispone el artículo 25 de la Ley del Indulto (1870), las reglas para el ejercicio de la gracia de indulto, es la constatación de pruebas o indicios que acrediten el arrepentimiento del penado. Tal arrepentimiento puede demostrarse mediante diferentes conductas: desde la aceptación incondicional de la responsabilidad y el rechazo hacia el delito cometido, o la renuncia expresa al empleo de vías ilegales para la consecución de sus objetivos políticos, hasta la constatación del decidido propósito de no reincidir. Tales indicios no parecen apreciarse en el caso de los independentistas.