«Las enfermeras seguimos sin noticias de la vacuna, mientras nos exponemos al peligro diariamente»


Vacunación en el Chuac

La pasada semana publicaron unas instrucciones de vacunación para profesionales del Sergas en las que se especificaba el personal del Grupo 2 objeto de vacunación en uno de los apartados, en negrita: «Personal con riesgo por exposición a aerosoles o bien por especial vulnerabilidad de los pacientes».

Puede haber controversia acerca de muchas cuestiones, pero no en que el proceso de intubación y extubación es uno de los procedimientos con mayor riesgo para el contagio y transmisión de la infección por SARS- CoV-2 como técnica generadora de aerosoles; el cribado con PCR a los pacientes programados no puede servir de excusa, dada la tasa de falsos negativos de estas pruebas.

Pues bien, la gerencia del Chuac ha decidido que el personal del bloque quirúrgico (anestesistas y enfermeras) no debe ser prioritario en la vacunación, pero, tras una reclamación presentada por el Sindicato CESM el día 18 de enero, ese mismo día por la tarde toda la plantilla de anestesia es vacunada en bloque. Las enfermeras seguimos sin noticias, mientras nos exponemos al peligro diariamente, varias intubaciones y extubaciones al día en cada uno de los quirófanos; el gerente dice «que esta semana tiene todas las vacunas comprometidas», como si fuera una agenda de baile o de citas... ¿Con quién se ha comprometido?, ¿cuándo cumplirá las instrucciones publicadas? ¿cuánto más tiempo nos pondrá en peligro a nosotros y a nuestras familias? ¿Cuánto tiempo más callaremos este atropello y esta discriminación? Carmen Mª Sánchez Álvarez. (Enfermera de Quirófano en el Hospital Abente y Lago).

El águila vuela de nuevo

Este 16 de enero nos ha dejado a todos los amantes del alpinismo un sentimiento contrapuesto. Asistimos emocionados al tan ansiado hollamiento de la cima del K2 invernal por el equipo de sherpas nepalíes de Mingma G. y Nirmal Purja. Sin embargo, nuestro aliento se detuvo con la peor noticia que podíamos recibir: Sergi Mingote acababa de fallecer. El águila, que nos invitaba a soñar mientras ascendía sin oxígeno embotellado a las cumbres más altas y nos deleitaba con su vuelo a través de ascensiones preñadas de constancia, esfuerzo y sacrificio, nos había dejado para siempre. John Muir afirmó que «uno no va a las montañas, sino que las montañas están dentro de uno». Sergi estaba lleno de montañas, de retos, de vida y de bondad. Como buen himalayista y alpinista, escondía en su interior unos principios éticos colmados de compasión y solidaridad. Vuela alto, águila, nos encontraremos en las cumbres. Y seguiremos, como tú siempre decías desde esos helados campos base, soñando grande. Paula Martínez Mouzo. A Coruña.

Envía tus cartas al director
Por correo electrónico a:
cartasaldirector@lavoz.es
Enviar carta
Por correo postal a:
Avenida da prensa, 84 y 85.
Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Las enfermeras seguimos sin noticias de la vacuna, mientras nos exponemos al peligro diariamente»