Desde luego, habría sido muy interesante asistir al pitching de 2021. Sin haber dado tiempo a los títulos de crédito de Contagio, asistimos a un piloto que bien podría resumirse en aquella escena de Friends en la que el 2 de enero Ross lloriquea que se suponía que este iba a ser un buen año. Y por un segundo todos nos sentimos exactamente igual que ese hombre con la dignidad destrozada y las piernas cubiertas de polvos de talco.

La tercera ola rompe con la fuerza de un tsunami tras el que va a ser duro volver a encontrarnos. Otra metáfora perfecta del cambio climático. Madrid amanece sepultada bajo la nieve, hay repartidores que tienen que sacar los esquís porque su sustento depende de los paquetes que tienen que seguir entregando. Y mientras tanto, hay quien se permite decir que el temporal es una conspiración mundial y una sandez de tal nivel como que la nieve es de plástico. Y todo parece otro de esos capítulos de Black Mirror en el que los espectadores pueden tomar el mando.

Creíamos que Frank Underwood había muerto, pero otra vez ha tomado el Senado. Que ningún derecho es eterno, que no podemos dar ninguna cosa por sentado, nos la recuerda ahora un Estados Unidos a la deriva por la irrupción en el Capitolio de una horda de descerebrados. Todavía no han pasado ni 15 días de este nuevo año y en el primer capítulo del 2021 ese futuro aterrador que mostraba con crudeza Years and Years ha quedado francamente superado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Piloto