La dictadura digital

Ernesto Sánchez Pombo
ernesto s. pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

10 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No hay que ser un lince para adivinar que lo de EE.UU. se veía venir. Nadie, con un mínimo de sentido, puede ahora decir que lo acontecido en el Capitolio fue una sorpresa. El episodio más vergonzoso de lo que se consideraba la primera democracia del mundo no surgió de la nada. Todo esto tiene una sencillísima explicación. En los EE.UU., la verdad no existe. Hay una dictadura digital.

 Hace tiempo que comenzó a fraguarse el final de opereta de Donald Trump. Desde el mismo día que tomó posesión y con la inestimable ayuda de las redes sociales. Fueron su escaparate de cara al electorado y al mundo. Trump no hubiera sido Trump sin Internet. Porque sus delirios llegaron a todos los rincones del país, acrecentados por retuits, chats y foros.

Sabíamos que no iba a acatar los resultados porque lo dijo en las redes. Que denunciaría fraude electoral, porque lo dijo en las redes. Que no respetaría las resoluciones de los tribunales, porque lo dijo en las redes. Que impediría la llegada de Biden, porque lo dijo en las redes. Y, en definitiva, sabíamos que no reconocería la derrota porque lo dijo reiteradamente en las redes. Trump no engañó a nadie. Hizo exactamente lo que dijo en las redes que iba a hacer.