La irresponsabilidad sale cara

Rosa Paíno
Rosa Paíno APUNTES

OPINIÓN

SHANNON STAPLETON | reuters

07 ene 2021 . Actualizado a las 10:17 h.

Lo que parecía que solo podría ocurrir en un país bananero ha pasado en el mismísimo corazón de la política de Estados Unidos. La tan admirada democracia made in USA. La responsabilidad de un presidente golpista que insiste en no reconocer su derrota ha provocado escenas inéditas en el Capitolio: una horda de descerebrados espoleados por un irresponsable que se atreven a irrumpir en los pasillos del Congreso para frenar la ratificación del legítimo ganador de las elecciones presidenciales y sentarse en el sillón de Nancy Pelosi.

Mal que le pese a Donald Trump, todas sus denuncias de fraude han sido desestimadas una por una por todos los tribunales, incluido el Supremo, controlado por una mayoría conservadora que él mismo nombró. Ha presionado incluso al vicepresidente, Mike Pence, para que evitase la ratificación del triunfo de Biden. Se ha atrevido a ordenar a un gobernador republicano que buscara debajo de las piedras los 11.000 votos que necesitaba para invalidar el resultado de Georgia, a pesar de que tres recuentos han dado como ganador al aspirante demócrata.

Trump se ha cansado de repetir hasta la saciedad sus teorías conspiratorias y su mentira de unas elecciones amañadas. Sus desesperados intentos de perpetuarse en el sillón han empujado a los republicanos a una situación límite y amenaza con descomponer el partido. A los conservadores solo les queda alejarse lo más posible de ese loco que se ha sentado durante cuatro años en el despacho oval.