España, Escocia y las tierras gallegas


Escocia ha tenido un referendo en el que sus habitantes votaron si deseaban separarse del Reino Unido y por un pequeño margen dijeron «no». Hoy los escoceses de nuevo desean volver a votar. Lo que muchos españoles no saben es que España tuvo un papel importante en el s. XIV cuando Escocia deseaba su independencia y España era una referencia importante en su petición ante el papa. En 1320 los escoceses mandan un escrito al papa Juan XXII, escrito conocido como Declaration of Arbroath. El motivo es el visto bueno dado por el papa al rey de Inglaterra, Eduardo II, para que conquiste Escocia. En la carta vemos a la vez respeto hacia el papa y deseos de independencia que al no ser logrados culminarán años más tarde en la abierta rebeldía de los escoceses contra el catolicismo de Roma.

La Declaración de Arbroath muestra cómo el origen de los escoceses es el de un pueblo asentado en la Península Ibérica, en el reino de Brigantia en la actual Galicia. El documento es una declaración oficial de las firmes creencias de un pueblo que busca perfilar su destino mirando a su pasado histórico como podemos ver en este fragmento de la carta firmada por los grandes nobles de Escocia: «Santísimo Padre y Señor (Lord) de Jesucristo. Señor (Lord) John por la suprema providencia divino Pontífice de la Santa Iglesia Romana y Universal, sus humildes y devotos hijos Duncan, Conde de Fife, Thomas Randolph, Conde de Maray, Señor de Man y Annandale, Patrick Dunbar, Conde de March, … (y 32 nobles más), os envían toda la reverencia filial posible y con devoción besan vuestros bendecidos pies.

Santísimo Padre y Señor, sabemos y conocemos por las crónicas y libros de los ancianos que entre otras famosas naciones la nuestra, de los escotos, ha sido agraciada con amplia fama. Viajaron desde la Gran Escitia por el Mar Tirreno y los Pilares de Hércules, y habitaron durante largo tiempo en España…»

El origen de los escoceses, llamados escotos en la carta, y su paso por el Mediterráneo y España hasta llegar a Escocia muestra unas fuentes históricas comunes para los pueblos de las Islas Británicas. Los escotos son el pueblo que funda la ciudad de Brigantia en A Coruña y la Torre de Brigantia, en la época que reinaba el rey Breogán, cuyos descendientes, los hijos de Mil de España conquistarían Irlanda y posteriormente Escocia. También el texto tiene cuidado en aclarar: « … expulsis Britonibus et Pictis omnino deletia » (« … habiendo sido expulsados todos los britanos y pictos »), para dejar claro que ellos, los firmantes de la carta, son los descendientes legítimos de los escotos hispanos, los primitivos dueños de Escocia.

Por Ramón Sainero Director del Instituto de Estudios Celtas. Académico invitado de ATINER (Athens Institute for Education and Research)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

España, Escocia y las tierras gallegas