La nueva economía solo será verde


El año pandémico nos deja incalculables consecuencias sobre nuestro modelo económico y estilo de vida. Pero, aún en plena emergencia covid, debemos empezar a reflexionar con sentido práctico. La transición energética, que no tiene vuelta atrás, se verá acelerada por la imperiosa necesidad de luchar de forma eficiente contra el cambio climático. Esperemos que EE.UU. regrese, con el nuevo presidente, al Acuerdo de París, firmado en el 2015, que contiene objetivos claros y próximos de reducción de emisiones de efecto invernadero, esas que están detrás del calentamiento global. Según la plataforma Dealogic, en estos últimos cinco años, el sector bancario español ha emitido casi 3.500 millones de euros en financiación verde. Además, España es de los países más avanzados con un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que define retos muy ambiciosos. Otro dato actual es el crecimiento de las ventas del coche eléctrico. Y, en definitiva, la electrificación de la economía será creciente, cuya fuente de generación serán el viento, el agua y el sol, principalmente. 

Ante la brutal caída de empleo y unos gastos desproporcionados que ya soportan las arcas del Estado, las energías renovables somos y seremos parte de la recuperación económica, sin duda alguna. Creamos empleo industrial de calidad, fijamos población en el medio rural y, en definitiva, contribuimos con nuestras rentas y tributos al desarrollo económico de territorios despoblados, cuya fuente de ingresos solo procede de explotaciones agropecuarias en la mayoría de los casos. El sector eólico gallego ya cubre por sí solo casi la mitad de la demanda eléctrica de la comunidad, y esperamos que la suma de las energías renovables lleguemos a la totalidad en el plazo de cinco años con la integración de los nuevos parques de aerogeneradores. Para seguir creciendo por esta senda sostenible conviene un marco regulatorio estable y agilización administrativa, circunstancia que se verá favorecida por la nueva ley de reactivación económica, cuya tramitación parlamentaria se ha iniciado estos días en el Pazo do Hórreo. Por otra parte, la ingente cantidad de fondos que llegarán de la UE se destinarán a digitalización y sostenibilidad. No hay tiempo que perder ni otro camino posible para la nueva economía. Aprovechemos esta oportunidad.

Por José Manuel Pazo Presidente de la Asociación Eólica de Galicia

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La nueva economía solo será verde