Ayúdanos a salvar cinco vidas en un minuto

Myriam Garabito, Presidenta Unicef Comité Galicia LÍNEA ABIERTA

OPINIÓN

PROGRAMA DE ERRADICACIÓN DE LA P

16 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando cierro los ojos y me traslado a mi niñez, me veo en la farmacia de mi madre y oigo su voz diciendo: «No olvidéis que el mejor regalo para vuestros hijos es cumplir con el calendario de vacunación, las vacunas salvan vidas».

Años después, estudiando Farmacia, aprendí la base científica del mecanismo de actuación de las vacunas. La ciencia es clara. Las vacunas son el instrumento más seguro y efectivo para prevenir enfermedades. Pero ha sido como voluntaria de Unicef desde hace tres décadas cuando he comprobado de primera mano la cantidad de vidas que salvan las vacunas. Cada minuto de cada día las vacunas salvan a cinco niños de una muerte prevenible. Entre 2 y 3 millones de vidas salvadas cada año.

El covid-19 nos ha demostrado que somos vulnerables a cualquier infección si no estamos protegidos por el escudo de la inmunización. Todos hemos entendido que una elevada cobertura de vacunación es fundamental para que todos estemos protegidos.

Por eso, ahora que estamos buscando contrarreloj una vacuna contra el coronavirus, sería imperdonable no suministrar las vacunas que ya existen contra enfermedades como la neumonía o el sarampión. Además, está demostrado que la inmunización es la intervención de salud pública de mayor impacto y retorno para la salud y la economía.

En el 2019, 14 millones de niños no recibieron ninguna vacuna. Es como si todos los menores de 18 años de España quedaran sin protección frente a enfermedades como la polio. Muchos de estos niños viven en lugares rurales remotos, barrios urbanos marginales y áreas afectadas por conflictos que ven interrumpidos los programas de vacunación. En Unicef acompañamos a los ministerios de salud en todo el mundo para retomar y reforzar estos programas.

En España la tasa de vacunación infantil es del 95 %, si bien durante marzo y abril del 2020 disminuyeron las vacunaciones consideradas prioritarias y se produjeron retrasos de otras vacunas del calendario. También en Galicia, donde los equipos de pediatría consultados consideran esencial garantizar las vacunaciones rutinarias, ya que cualquiera de las infecciones para las que tenemos vacuna es más grave para los niños que el covid-19.

Es prioritario blindar los sistemas de salud en lo relativo a la inmunización, dotarlo de recursos y la financiación necesaria para prevenir enfermedades ya erradicadas, y garantizar la inclusión y acceso a la salud de las familias más vulnerables. No debemos olvidar que, si dejamos de vacunar, las enfermedades vuelven.