Otegi quiere ¡democratizar España!

Roberto Blanco Valdés
Roberto L. Blanco Valdés EL OJO PÚBLICO

OPINIÓN

Juan Herrero | Efe

25 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Él mismo lo ha proclamado con orgullo. Él, un personaje cuya trayectoria podría formar parte de aquella Historia universal de la infamia en la que Jorge Luis Borges nos cuenta de impostores, asesinos y piratas. Incluso el título de uno de esos relatos deslumbrantes (El atroz redentor Lazarus Morell) le iría como anillo al dedo a Arnaldo Otegi, que ahora, ¡pásmense!, pretende ¡democratizar este país! ¡Nada más ni nada menos!

Vean si no: «Nosotros vamos al Congreso y al Senado a parar a la derecha fascista y a abrir ventanas de oportunidad a la democratización del Estado. Nosotros estamos allí para hacer exactamente eso», dijo este lunes el atroz redentor Arnaldo Otegi, quien añadió, para ignominia de los beneficiarios de su estrategia democratizadora: «Formamos parte del bloque que expulsó al PP del Gobierno de España. Estuvimos en la moción de censura y participamos en la moción de censura. Estuvimos en el bloque que posibilitó la investidura de Sánchez y estuvimos en el bloque que posibilitó el Gobierno de Podemos y el PSOE». Y todo, claro, para impedir que «la derechona» gobernase.

Basta leer esas palabras para entender que Otegi y sus compinches creen que su lucha (Sein Kampf) es ahora la misma que ocupó su vida entera. Porque a falta del más mínimo arrepentimiento o autocrítica, de la más mínima condena por sus muchos años de actividades terroristas o de apoyo a las que otros realizaban, caben ya pocas dudas que ese «hombre de paz», según palabras textuales de Rodríguez Zapatero, ve una plena coherencia entre sus acciones pasadas y presentes.