Invento español: la censura bumerán

E. Parra. POOL

Ayer por la tarde, mientras leía un resumen bastante apañado de lo que ya se había dicho durante el trámite de la moción de censura, me vino a la mente, sin que yo la provocara, la célebre definición de los demagogos que hizo Henry Louis Mencken, «el sabio de Baltimore», en uno de sus artículos: «Demagogo es aquel que predica doctrinas que sabe que son mentira, a gente que tiene muy claro que el predicador es idiota». Y en ese momento tuve la sensación -¡Dios me perdone!- de que el Congreso de los Diputados estaba lleno de demagogos que hablaban de un país que no existe, sobre cosas que a nadie le importan, y sin más retórica ni gramática que la que se precisa para enhebrar tópicos y lugares comunes que anidan en la Carrera de San Jerónimo desde los tiempos de Isabel II.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Invento español: la censura bumerán