Farmacéuticos sin aplausos


Un aplauso merecido

¿Habéis pensado alguna vez durante esta crisis sanitaria en el sector farmacéutico? Pues mi madre es farmacéutica y pocos aplausos se han dado hacia estos profesionales. ¿Por qué?

Las farmacias han estado a pie de cañón desde el minuto uno en el que entramos en estado de alarma. Ir a trabajar suponía una lucha diaria, los farmacéuticos se han expuesto a primera línea de peligro aun sabiendo que la mayoría no disponían de los recursos necesarios. Las provisiones de mascarillas y reposiciones de geles hidroalcohólicos tardaron días en llegar, mientras debían lidiar con las exigencias de la ciudadanía, enloquecida por adquirir cuantos más elementos de prevención mejor. Nadie les proporcionó pruebas del diagnóstico del covid-19, es más, si un farmacéutico daba positivo el negocio debía cerrar temporalmente. Por ese motivo pido un aplauso para todos aquellos expertos del ámbito farmacéutico que durante la pandemia han realizado una labor esencial y ejemplar para el conjunto de la población. Mireia Lamana Roca.

  Un mundo lleno de lobos

El otro día le estaba contando a unas amigas que cuando tenía 17 años, cogiendo el metro sola de noche, un hombre en el andén de en frente me estaba mirando y se empezó a masturbar con su mirada fija en la mía. Tras contar esto, lo que debería haber pasado sería encontrarme una reacción fuerte por parte de mis compañeras, preocupadas y asustadas por lo que acababa de contarles. Sin embargo, las respuestas que obtuve fueron: «A mí me pasó algo parecido», «a mí un hombre me estaba tocando», «a mí me siguieron hasta casa», y podría continuar con la cantidad de anécdotas por el estilo que cada una pudimos contar, más todas las que no llegamos a explicarnos. No es justo que hechos cómo este se repitan, como parece, de manera sistemática. Le puedes preguntar a cualquier mujer o chica de tu entorno, que tendrá una vivencia parecida que contar. Ana Félez Roldán.

 ¿Preocuparnos por todo? No 

Y es que lo que antes solo experimentaban psicólogos y psiquiatras, ahora lo experimentamos todos nosotros. Se nos retransmiten todas las tragedias, constante e inmediatamente durante todo el día, cada día, y como resultado de esta sobreexposición, ya nos vemos incapaces de empatizar. Que si no sé cuántos miles de casos nuevos, que si manifestación sin mascarillas por aquí, que si incendios y terremotos por allá. Entramos en una especie de fatiga de compasión, y catástrofe tras catástrofe solo pensamos: «Qué ganas de que se acabe ya 2020». Pues claro que nos sentimos mal y responsables por algo, pero no podemos actuar por todo. La clave para no sufrir tanto este drenaje emocional está en mantener la balanza. Encontremos el equilibrio entre la compasión que sentimos por las causas que nos importan, y la compasión que tenemos por nosotros mismos y nuestra salud mental, porque no podemos ayudar si somos nosotros los que necesitamos ayuda. Leire Casi Lecumberri. Navarra.

Descendiente de gallegos y muy orgulloso de serlo

Hace poco tiempo me enteré de que tengo antepasados de Pontevedra, ciudad desde la que, desafortunadamente, pasaron a la historia. Fueron fusilados el 12 de noviembre de 1936 junto a ocho víctimas más. Cuenta mi abuelo que Germán Adrio Mañá era profesor de matemáticas en una academia local, y José Adrio Barreiro era un excelente orador que pasó a ser el gobernador civil más joven de España. Saber que fueron hombres letrados me enorgullece, pero lo hace aún más que fueran fieles a sus ideales, hasta el punto de defenderlos hasta la misma muerte.

Yo soy de Barcelona y nunca he estado en Galicia pero siempre he oído maravillas de esa tierra. Tengo muchas ganas de ir y también visitar el monumento dedicado a mis antecesores. Al fin y al cabo, para saber a dónde se dirige uno, hay que conocer de dónde viene. Ferran González i Piñol. Barcelona.

Envía tus cartas al director
Por correo electrónico a:
cartasaldirector@lavoz.es
Enviar carta
Por correo postal a:
Avenida da prensa, 84 y 85.
Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Farmacéuticos sin aplausos