Torra, en el templo de los mártires


Joaquim Torra i Pla ya no es presidente de la Generalitat. 133 páginas de la sentencia del Supremo confirman la del Tribunal Superior de Cataluña y ratifican la inhabilitación. «Por una pancarta», decía el coro de sus amigos y defensores el pasado día 17 antes de comenzar la vista. «Por una pancarta», siguieron diciendo este lunes y seguirán diciendo sus simpatizantes y el conjunto de los independentistas. No dirán, porque se lo impide la propaganda, que no se le condena por la exhibición de esa pancarta y de los lazos amarillos; se le condena porque fueron puestos en aquel balcón oficial en campaña electoral y porque atentaban contra la neutralidad a la que están obligados los poderes públicos. Tampoco dirán, claro está, que Torra desobedeció reiteradamente a la Junta Electoral Central y además lo hizo a sabiendas y seguramente con la intención de provocar lo que este lunes sucedió.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Torra, en el templo de los mártires