La economía, contra el estado de alarma


La paz obligadamente forzada entre Pedro Sánchez y Díaz Ayuso fue corta en el tiempo y escasa, de momento, en los resultados. Cuando se reunieron y se presentaron al público ante un fondo de veintidós banderas que recordaban la escenografía de Corea del Norte parecía que renacía el espíritu de unidad. Pero volvieron las diferencias. Este viernes, el ministro Illa pedía que toda la Comunidad de Madrid fuese confinada y el viceconsejero Zapatero respondió a lo Torra, dijo que no, que en Madrid manda él y que con ocho basta; ocho son las nuevas zonas en que se aplicarán restricciones. Las limitaciones a la movilidad son duras, pero, a juicio del Gobierno, insuficientes. Los resultados dirán.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La economía, contra el estado de alarma