Solución o formidable embrollo

J. Hellín. POOL

La cumbre bilateral entre el presidente del Gobierno y la presidenta de la Comunidad de Madrid terminó con palabras de reconocimiento y gratitud por una pequeña, pero importante razón: porque ambos necesitaban que terminara así. Ambos se jugaban mucho: Sánchez, no quedar como un tacticista que aprovechaba la debilidad de la madrileña para presentarse como salvador casi providencial; Díaz Ayuso, para no parecer una incompetente que necesita el auxilio de terceros frente a la propagación del virus. En consecuencia, ambos obtuvieron también su premio: Sánchez gana imagen de gobernante que se acerca al escenario de las dificultades; Ayuso adquiere una dimensión informativa nacional que hace tres días no podía ni soñar.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Solución o formidable embrollo