La «bomba vírica» de Madrid


Madrid, el machadiano rompeolas de todas las Españas, se ha convertido en una «bomba vírica». La definición pertenece a Emiliano García Page, presidente castellano-manchego, alarmado por la posibilidad de que el artefacto estalle en las narices de su región. Con esas u otras palabras, ya nadie niega la gravedad de la situación. El covid campa a sus anchas por la capital, invade con especial virulencia las barriadas menesterosas del sur -¿quién dijo que el virus no entendía de clases sociales?- y amenaza con resituarnos a todos en la atroz pesadilla de marzo. Incluso el presidente del Gobierno anuncia, con las mismas palabras de entonces, un horizonte funesto: «Vienen semanas muy duras».

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La «bomba vírica» de Madrid