Una respuesta insuficiente de Casado


«Luis. Lo entiendo. Sé fuerte. Mañana te llamaré». Solo alguien que se niegue a aceptar la realidad pudo pensar, tras conocer este mensaje que Mariano Rajoy le envió a Luis Bárcenas el 18 de enero del 2013 -una vez que ya se había detectado la fortuna que el extesorero del PP tenía en Suiza-, que el exlíder popular tenía alguna intención de regenerar su partido, independientemente de que tuviera o no responsabilidad personal directa en el caso Gürtel. La falta de determinación para reprimir a los señalados por la corrupción en el PP es el mayor baldón de la biografía política de Rajoy y lo que, a la postre, acabó costándole la presidencia del Gobierno, a pesar de que, después de conocerse ese y otros mensajes similares, ganara dos veces las elecciones generales, en el 2015 y el 2016.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Una respuesta insuficiente de Casado