El nacionalismo, inventor de la historia


Todos los nacionalismos populistas (y me disculparán el pleonasmo) tienen al menos una característica común: que, por decirlo con las sabias palabras de Fernando Savater, utilizan la historia no «en cuanto lección de lo que ha sucedido, sino como programa regenerador de lo que tiene que pasar». «Los nacionalismos que reclaman reparación -ha escrito el filósofo español- se declaran damnificados por la historia y exigen el tipo de ayudas que esperan de los poderes públicos las víctimas de una inundación o un terremoto».

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

El nacionalismo, inventor de la historia