Del «no es no» al «así no»


Ni tregua política, como le pide Ciudadanos; ni renovación del gobierno de los jueces, como exige la Constitución; ni mínima disposición a negociar los Presupuestos de la recuperación, como demandan empresarios, trabajadores y, a tenor de los sondeos, la mayoría de la sociedad española. Pablo Casado se empecina en derribar el Gobierno. Ahora y no dentro de tres años que se le antojan eternos. Esa es su prioridad en este tiempo de adversidad. Aunque los españoles tengamos que esperar a que él gobierne para ser rescatados, aunque se oxide la cañería por la que deben llegar los fondos europeos de la reconstrucción, aunque los jueces hayan superado la fecha de caducidad, aunque no exista alternativa al social-comunismo. Todo eso le da igual: solo son daños colaterales de su estrategia.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Del «no es no» al «así no»