Industria, hidrógeno verde y Europa

Uxio Labarta
Uxío Labarta CODEX FLORIAE

OPINIÓN

FOCKE STRANGMANN | Efe

20 ago 2020 . Actualizado a las 09:11 h.

Una nueva esperanza recorre Europa, o eso parece. Próximos a que se cumpla el análisis predictivo de Jeremy Rifkin, recogido ya en su libro del 2002 The hydrogen economy, según la cual se impulsaría una nueva revolución industrial con el hidrógeno. Un hidrógeno verde obtenido por electrolisis del agua con energías renovables, contribuyendo con ello a la descarbonización de la economía, imprescindible ante el cambio climático que, aun en la brutal pandemia, sigue siendo la verdadera emergencia estructural de nuestro tiempo.

El uso del hidrogeno verde ha estado limitado hasta ahora por el elevado coste de producción y la falta de regulación, lo que hace imprescindible un esfuerzo innovador que aumente la eficiencia y reduzca el coste. Innovación a la que la Comisión Europea destinará en los próximos diez años 30.000 millones de euros, lo que promueve las innumerables iniciativas que se han ido anunciando en la Península Ibérica.

Este periódico daba cuenta de la apuesta lusa por el hidrógeno, y la carta en su contra de un grupo de opinión encabezado por un ex ministro de Industria y Energía. Con anterioridad, Iberdrola y Fertiberia anunciaban en Puertollano su proyecto para la mayor planta de hidrogeno verde a construir en la península. También Petronor, del grupo Repsol, anunciaba en Bilbao una inversión para la construcción de una de las mayores plantas de producción de hidrógeno verde generado con energías renovables y otra de gas a partir de residuos urbanos. Por su parte Enagás, una compañía de transporte de gas natural y que ejerce de gestor técnico del sistema gasístico español, privatizada con participación pública, desarrolla un plan para convertir España en un nudo exportador de hidrogeno verde.