El holandés, España y el calvinismo

Sofía Vázquez
Sofía Vázquez ESTADO BETA

OPINIÓN

JOHN THYSPOOL

20 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La UE se presenta como una ilusión fantasmagórica, bajo su bandera conviven países a los que solo les une el interés económico. Holanda, acompañada por Austria, Dinamarca y Suecia -los ricos frugales-, trae por la calle de la amargura a naciones tan dispares como Alemania, Francia, Italia y Turquía. También a España, que necesita su tajada del fondo de reconstrucción. Para obtenerla deberá reconvertirse al calvinismo y prometer que no derrochará lo prestado, que contendrá su gasto, y que meterá en cintura a su población. Y lo hará.