¿Y tú de quién eres?


De quen ves sendo? Esta reiterada expresión coloquial me da pie para preguntar, tras los resultados del pasado domingo, a qué familia política perteneces como gallego, si de Feijoo, antes PP, del BNG o del Partido Socialista de Galicia. Todo indica que mas de 630.000 gallegos se alinean con las tesis conservadoras del presidente Feijoo, un socialdemócrata a su manera, malgre lui, que reinterpretó con sentidiño el discurso popular afianzándolo por cuarta vez tras once años de mayorías absolutas, basándolo en una gestión pública sin vaivenes caprichosos ni consignas y en un muy acusado presidencialismo en su forma de gobernar.

Cada cuatro años, Alberto Núñez Feijoo es la sorpresa gallega en el Estado, en España, que parece no darse cuenta de la forma en la que el presidente gallego ha consolidado su discurso político de moderación conservadora.

Cambiar el dogmatismo por el pragmatismo le ha valido a la candidata nacionalista, Ana Pontón, para convertir al Bloque en la segunda fuerza política de Galicia. Con 19 diputados en el Parlamento, desplazó al Partido Socialista al tercer lugar. Con un mensaje transversal y más urbano que el nacionalismo ruralizante de los viejos tiempos, el Bloque normalizó aparentemente su discurso. Ana Pontón pertenece a ese núcleo más o menos histórico del partido que fundó el BNG, el pequeño partido de base comunista, la UPG, Unión do Povo Galego, en el que milita la politóloga Pontón desde su etapa universitaria. Ha habido un importante aggiornamento para poner al día las principales tesis de su programa político, posponiendo «para máis adiante» tesis básicas del Bloque, fundacionales, como el soberanismo.

Ambos partidos, el de Feijoo y el de la candidata Pontón, apelaron insistentemente en los eslóganes base de campaña a un único lema que todo lo engloba y ampara: Galicia.

Caso aparte es el del Partido Socialista de Galicia, filial del PSOE, que mantuvo una campaña mas antigua que clásica, supeditando el mensaje a los dictados madrileños de su hermano mayor, de su gran hermano, el partido que gobierna en España. El candidato Caballero sostuvo un pulso con el Bloque por convertirse en el primer partido de la oposición, aunque con escaso éxito, debido a la fragilidad política del discurso socialista y de su candidato.

Preguntarse y tú de quién eres puede llevarnos a responder «de una cuarta opción muy numerosa», la abstención, que agrupa a más del 40 % de los electores y que llevó a no votar a 1.300.000 gallegos.

No escribo hoy sobre la plataforma podemita de Gómez Reino, ni sobre ese apéndice político post Mareas de Pancho Casal, a los que castigó de forma implacable el electorado. De Ciudadanos y Vox no digo nada.

Galicia, una vez más y desde el 12 de julio, pandemia mediante, viene siendo de Feijoo. Mayoritariamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

¿Y tú de quién eres?