Por la prudencia fiscal


El Gobierno y los agentes sociales firmaron un acuerdo para la recuperación y el empleo y discreparon en algo fundamental: las dos patronales no quieren aumento de impuestos y así se lo dijeron al presidente. Pero el presidente ha prometido tanto una reforma fiscal que ya no puede (ni quiere) dar marcha atrás. La foto del acuerdo, que se hace para enviar un mensaje de proyecto común a la Unión Europea y como tarjeta de presentación de Sánchez ante los reticentes ejecutivos de Holanda y Suecia, deja así un sabor agridulce: no todo es unidad ni proyecto común; hay una discrepancia que es, en el fondo, ideológica. Lo demuestra el hecho de que los sindicatos coinciden con el Gobierno. Si se me permite la simplificación, bloque obrerista frente a bloque patronal. Como el bloque obrerista es el que manda, me temo que a los empresarios solo les quede la resignación.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Por la prudencia fiscal