No más muertos arrojados a la cabeza


Es muy posible que los hechos me desmientan más pronto que tarde. Pero detecto en el PSOE y el PP una sensación de vergüenza ante el comportamiento mostrado en uno de los momentos más graves que ha atravesado España. Como quien despierta con resaca tras una noche de excesos y comprueba con horror el destrozo causado en el mobiliario con su falta de control, socialistas y populares empiezan a ser conscientes de que no solo no estuvieron a la altura exigible en un período crítico que los puso a prueba, sino que han generado en muchos ciudadanos una enorme decepción. PSOE y PP no son dos partidos más en nuestra historia reciente. Y saben que han fallado a muchos españoles. Esa especie de acto de contrición, que va más allá del acuerdo alcanzado ayer para aprobar en el Congreso el decreto de medidas urgentes frente al covid-19 con el compromiso de tramitarse como un proyecto de ley, se percibe en el hecho de que el protagonismo lo asuman ahora las figuras más juiciosas del PSOE, del PP y del Gobierno, mientras quedan en segundo plano aquellos que sembraban ira y expulsaban bilis con sus discursos mientras centenares de españoles morían cada día. Resulta significativo mirar el marcador y comprobar quiénes siguen en lo mismo y están juntos en el no: Vox, ERC, Bildu y JxCat. No hay más preguntas.

Al margen de los errores que cada uno haya cometido, en estos tres meses y medio se han hecho y se han dicho cosas que deben avergonzar y mover a la reflexión a más de uno. Mentiras. Engaños. Muertos arrojados a la cabeza. Vilezas e infamias que será muy difícil olvidar, pero que conviene ni siquiera citar. Tiempo habrá para que los votantes pongan a cada uno en su sitio. Pero hasta entonces, cabe esperar que lo de ayer no sea un paréntesis, sino un punto de inflexión. Lo contrario convertiría una crisis en el fin de una era.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

No más muertos arrojados a la cabeza