Viajes y jamones para los sanitarios


Los colectivos médicos de Galicia han protestado por la oferta de la Xunta de regalarles un bono de 250 euros en compensación por los sacrificios realizados durante los momentos duros de la pandemia. Puestos a elegir, aseguran, prefieren que se refuerce el sistema sanitario frente a hipotéticos rebrotes para poder protegerse con escudos eficaces en lugar de resguardarse tras una capa de superhéroe con remiendos. Citan al código deontológico y al juramento hipocrático para rechazar propinas por hacer su trabajo.

La postura contraria se escenificó el lunes en El hormiguero en el primer programa que recuperó al público en el plató después del estado de alarma. Los invitados eran exclusivamente personal sanitario, un símbolo para rendir homenaje a su abnegación. Los visitantes empezaron la noche con una entrada triunfal en el plató y la acabaron recogiendo un maná de regalos. Primero le entregaron los 3.000 euros de su famosa tarjeta a un cirujano de pulso firme que superó una prueba de habilidad. Pero la cosa fue a más. Pablo Motos no llegó al nivel de Oprah Winfrey cuando repartió 276 coches nuevos a cada persona del público, pero obsequió a todos los presentes con billetes de avión por Europa para toda la familia, viajes a Fuerteventura, jamones y relojes inteligentes, todo ello debidamente patrocinado y en un ambiente festivo al que nadie puso ni un pero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Viajes y jamones para los sanitarios