Crisis, una oportunidad que nos obliga


Cada empresa tiene una finalidad que se concreta en su objetivo social. En cualquier momento de su trayectoria, se producen hechos excepcionales para los que hay que estar preparado y actuar de manera coherente en busca de la mayor seguridad en todo lo concerniente a sus proveedores y clientes, lógicamente, con la ayuda del personal y directivos que forman su capital esencial.

En los 60 años de nuestra historia empresarial, nunca nuestra organización se ha visto sometida a una exigencia de servicio tan fuerte como la ocasionada por el inicio de la pandemia que estamos viviendo y que, es deseo de todos, sea superada lo antes posible. En Galicia los datos comienzan a ser positivos y éste es un motivo de satisfacción para todos.

Todos somos conscientes del papel fundamental que han jugado las cadenas de distribución alimentaria para dotar a la población de los alimentos demandados y necesarios para hacer frente al confinamiento. La capacidad logística, la dedicación y desempeño de todas las personas que conforman los distintos equipos y una apuesta decidida por la seguridad y la salud han sido fundamentales, y lo seguirán siendo en el futuro, para hacer frente con rapidez y decisión a una demanda muy importante en los primeros momentos y a la respuesta eficaz que exigía la situación.

Ahora más que nunca conscientes del gran esfuerzo que han realizado nuestros proveedores para seguir satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes y permitir el abastecimiento de las tiendas, adquirimos un compromiso firme con todos ellos, especialmente con los que presentan un excedente de mercancía por la crisis del sector hostelero. Por ello, hemos hecho esfuerzos para dotarlos de mayor liquidez y con los productores hemos dado de alta y adquirido importantes existencias para poder ofrecérselas a nuestros clientes.

La vuelta a la normalidad nos exige aumentar la responsabilidad hacia la sociedad y seguir mejorando en todos nuestros procesos lo que va a permitirnos, como hemos hecho en el pasado más reciente, mejorar nuestra eficiencia y trasladar ahorros a nuestros clientes con una oferta de productos de calidad y saludables.

Complementario con lo anterior nos preocupa la situación de las personas con mayores necesidades y por eso hemos puesto en funcionamiento toda nuestra capacidad histórica de donaciones y atenciones diversas a las personas menos protegidas.

Somos una empresa que ha demostrado que genera empleo y nuestra voluntad es seguir y acelerar, en este ejercicio y en el próximo, las incorporaciones a nuestra plantilla de personas jóvenes que van a ser el colectivo más afectado.

Esta crisis nos ha puesto a prueba, y hemos dado respuesta a varias cuestiones clave que eran nuestra preocupación incluso antes de la pandemia, colaborando con las instituciones públicas: la seguridad alimentaria, con las paradas para revisar, ordenar y efectuar la limpieza de todas las tiendas y con la instalación de sensores que controlan el aforo y garantizar la seguridad de los clientes; la fortaleza de las categorías de alimentación saludable y la de nuestros servicios de compra por Internet. Salud, tecnologías al servicio del cliente, proveedores locales, sostenibilidad social y ambiental, soluciones para las familias y las personas, ese es nuestro compromiso, nuestra obligación con la sociedad.

Por Joaquín González Iglesias Director General de Vegalsa-Eroski

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Crisis, una oportunidad que nos obliga