Las elecciones son para el verano

Xose Carlos Caneiro
Xosé Carlos Caneiro EL EQUILIBRISTA

OPINIÓN

18 may 2020 . Actualizado a las 13:25 h.

En el 2005, cuando Núñez Feijoo fue elegido diputado gallego, pocos apostaban por él. En el 2009, lo mismo. Sin embargo, primero lo eligieron presidente del PP gallego y después, contra todo pronóstico, presidente de Galicia. Ganó tres mayorías consecutivas en tiempos en los que las mayorías absolutas eran improbables. No le gusta a todo el mundo. Pero nadie, ni sus más voraces enemigos, le niegan la valía. Lo hacen, incluso, cuando lo menosprecian e infravaloran.

Es un juego habitual en la retórica: decir lo contrario de lo que se piensa aun a sabiendas de que los receptores del mensaje, públicos de todo tipo, conocen la verdad. Y la verdad es que Núñez Feijoo ha gobernado bien Galicia. Ha hecho que cuadrasen las cuentas, le ha dado una dirección y no la ha abandonado. En sanidad ha invertido más y mejor que ningún otro (¿se imaginan esta epidemia sin nuestros grandes hospitales?).

Su educación es un referente para toda España y así lo señalan las estadísticas. En servicios sociales, con nuestro envejecimiento y dispersión poblacional, ha sabido no arredrarse. En cultura, hemos perdido los complejos.