La última oportunidad


Nunca existió tanta unanimidad en la sociedad española. Quizá porque estamos ante una cuestión de supervivencia. Pero el desalentador y demoledor escenario que nos va a dejar la pandemia que padecemos, a nivel social y económico, nos lleva a pensar que solo cerrando filas y trabajando en una única dirección podemos salir de ella con cierta holgura. Es lo que estos días llaman reeditar los Pactos de la Moncloa. Según sondeos de urgencia, el 93 % de los españoles piden pactos, pero el 80 % creen que será difícil llegar a ellos.

Y es que, aunque la situación es más preocupante, sobre todo en lo económico, que aquella de 1977, carecemos de políticos con visión de Estado. Nos faltan Tierno Galván, González, Fraga, Carrillo, Roca o Calvo Sotelo, que fueron algunos de los que firmaron aquellos pactos ideados y defendidos por Fuentes Quintana, responsable entonces de una economía que no había por donde pillarla.

Pero hoy nuestra clase política está a otra cosa. Instalada en el rendimiento electoral y el crecimiento personal. Hasta tal punto que hoy los políticos, los partidos y la política en general son nuestro segundo problema, según nos dice el CIS. Y eso lo han ido ganando a través de los años, con actuaciones insolidarias y alejados de los problemas y de las inquietudes de la sociedad. Lo han ganado a pulso y llegó el momento de poder revertirlo.

Los españoles no vamos a perdonar que se mantengan los enfrentamientos y desacuerdos en una situación tan adversa como la que se nos avecina. Bastante sufrimos ya con las disensiones en el propio Gobierno como para que ahora volvamos otra vez a asistir a chantajes de que son un señuelo, yo quiero pactar lo público o yo quiero que rompas con tus socios. Probablemente no se enteraron de que ha llegado el momento de que nos demuestren su generosidad. Mostrándonos su capacidad de negociación y consenso. Y cediendo en sus intereses partidistas y acabando con la crispación. Nunca perdonaríamos afrontar ese difícil futuro desunidos y a guantazos.

Por eso es la última oportunidad que nuestros dirigentes tienen para demostrar su talento y su valía. Para que no tengamos que pensar que en vez de facilitarnos la vida, nos la complican. Y que no los precisamos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La última oportunidad