Las profecías de Netflix


Ha tenido mucha puntería Netflix a la hora de elaborar su calendario del 2020. Su agenda, por azar, ha acabado encajando a la perfección con los tiempos imprevisibles del coronavirus. A mediados de enero llegó a su catálogo un título que nadie imaginaba profético. Se trataba de Pandemia: cómo prevenir un brote, un documental que elucubra con una hipotética propagación a gran escala del virus de la gripe y cómo hacer frente a ello. El día en que sus seis capítulos estuvieron disponibles, los periódicos informaban de seis muertos y unos cientos de infectados en la lejana ciudad china de Wuhan a causa de una infecciosa neumonía. Un aviso remoto.

Su segunda coincidencia tiene que ver con Élite, una serie que es un caramelo para el público joven y cuya tercera temporada se programó para el 13 de marzo. Un viernes 13 como otro cualquiera. Pero la crisis sanitaria hizo que en esa misma jornada escuelas y universidades cerraran sus puertas dejando a todos los estudiantes en casa con el día por delante. El atasco generado por la alta demanda llegó a provocar la caída temporal de su sistema.

Ahora, con la cuarentena ya avanzada y los espectadores ávidos de novedades, debuta otra de sus ficciones estrella, La casa de papel, uno de los regresos más esperados tras el inquietante final de su tercera temporada. Otra flecha al centro de la diana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las profecías de Netflix