El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llama «virus chino» al coronavirus Sears-CoV-2, lo cual no gusta nada, lógicamente, a los chinos, que están disgustados con él. No estoy muy seguro, pero creo que el presidente de Cataluña, Quim Torra, le llama «virus español» y quiere cerrar Cataluña, no para que los catalanes no infecten al resto de los españoles, sino para que el virus español no contagie a los pura raza catalanes: España nos contagia (equivalente al España nos roba). No entiendo como este señor, que está inhabilitado, sigue al frente del Gobierno catalán.

Este virus no es chino, ni español, es un virus mundial o quizá universal. A la hora de contagiar no distingue entre personas de distintas razas, credos y condiciones sociales. Los muertos atestiguan este aserto.

España es un país magnífico y sus ciudadanos, los españoles, salvo excepciones, están demostrando un comportamiento ejemplar, no solo encerrándose en sus casas, como mandan las autoridades, sino haciendo llegar (mediante aplausos a las 20 horas) su solidaridad con los que están en primera línea del frente de batalla en la lucha contra el coronavirus: personal sanitario, fuerzas del orden, fuerzas armadas (capaces de montar un hospital en menor tiempo y más eficazmente que los chinos), transportistas, trabajadores de establecimientos de alimentación y de farmacia, personal de limpieza de pueblos y ciudades, etcétera. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Virus mundial