Aumentará el dinero negro y subirán los precios


El nuevo Gobierno de España quiere limitar el precio de los alquileres con una ley antes del verano. Además, los sindicatos quieren limitar el precio de los alquileres al 30 % de los ingresos medios de los hogares. Estas medidas de limitación persiguen bajar el precio de los alquileres, pero van probablemente a generar lo contrario, ya que por una parte aumentará el uso de dinero negro y por otra parte provocará la reducción de la oferta y, con ello, posiblemente la subida de los alquileres reales; eso ha ocurrido en otros lugares, como París o Berlín.

Teniendo simplemente sentido común, cuando pretendemos que algo baje de precio se tiene que subir la oferta o bajar la demanda. En el alquiler, desde el lado de la oferta, si limitas los precios a cobrar, la oferta de fondos, socimis e inmobiliarias, de vivienda en alquiler, será menos interesante y bajara la oferta de pisos en alquiler; y como la demanda no puede bajar, el precio subirá, debido a que los propietarios que quieran poner sus inmuebles en el mercado del alquiler harán valer su escasez relativa y con ello el uso de dinero negro para pagar esos alquileres. Por tanto, la manera de que mejore la asequibilidad de la juventud a la vivienda y con ello la bajada del precio de los alquileres es facilitar la existencia de promociones inmobiliarias nuevas, y para ello hay que promover la inversión, no intervenir en los precios: dejándolos libres, pero interviniendo en la mejora de la oferta y con ello evitar la subida de precios de zonas céntricas de las principales ciudades.

Por otra parte, establecer una tabla de precios de alquiler es francamente complicado, ya que las casas de un mismo edificio no son homogéneas, influyendo desde la conservación, la ubicación del inmueble, la distribución u otros servicios como puede ser la existencia de piscina, jardines o plazas de garaje.

Lo más llamativo es que en España ya tuvimos nuestro propio fracaso de limitación de precios de alquiler, en los pisos denominados de renta antigua, que lo que provocaron es una falta de inversión de los propietarios durante años, al no poder repercutir subida del alquiler a los inquilinos, y con ello un deterioro físico de los pisos por falta de mantenimiento, que hicieron en no pocos casos la imposibilidad de usar los inmuebles por parte de los inquilinos.

Los mercados funcionan mucho mejor con libertad, el ajuste de la oferta y demanda es la óptima manera de controlar los precios. Intervenir con una expropiación encubierta del valor de los pisos de esas miles de familias españolas que decidieron invertir en una casa sus ahorros como manera de aspirar a un futuro en rentabilidad libre no solo es una manera demagógica de buscar proteger al inquilino, que no lo proteges si limitas el precio del alquiler, sino que es una manera de que cualquier propietario demande al Estado a causa del rendimiento no obtenido por esa limitación de alquiler de un piso en propiedad, comprado en un mercado competitivo, como es el inmobiliario. Creo que para capas sociales desfavorecidas debe haber unos pisos de protección oficial en alquiler y viviendas de reinserción que soportemos todos los españoles con nuestros impuestos.

Por Manuel Romera Robles Director Sector Financiero IE Business School

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Aumentará el dinero negro y subirán los precios