El presidente, el ministro y el extintor


Qué se estarán diciendo en estos momentos Pedro Sánchez y José Luis Ábalos en la entrada del coso de los leones. ¿Que el fin justifica los medios aunque estos medios se llamen Delcy, Quim, Barajas, Oriol, Bildu o CNI?, ¿que en qué página te has quedado de El Príncipe de Maquiavelo? Lo que estén hablando, o sea, lo que se hayan dicho, pues toda imagen lo es en diferido, solo lo saben los estenógrafos de la derecha y el extintor del fondo, que pasaría desapercibido si no fuera porque un cartel indica que ahí abajo, donde a Ábalos se le acaba la espalda y le empiezan las piernas, hay, en efecto, un extintor. Pero el extintor no dirá nada, porque no le pagan por hablar, le pagan por extinguir fuegos. Si cobra por horas, el artefacto está de enhorabuena: va a ser el primer extintor con Tesla y segunda residencia. Pues hay políticos que se empeñan en ir de incendio en incendio, hasta la hoguera final.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El presidente, el ministro y el extintor