La migraña crónica, un calvario infravalorado

Natividad Raña Martínez FIRMA INVITADA

OPINIÓN

María Pedreda

19 feb 2020 . Actualizado a las 10:54 h.

La migraña no es un simple dolor de cabeza, son dolores de cabeza recurrentes, de al menos cuatro horas de duración, que habitualmente son pulsátiles y unilaterales, de intensidad moderada a intensa, con náuseas e incluso vómitos, sensibilidad aumentada a la luz, los ruidos y los olores, y que empeora con el movimiento por lo que el paciente prefiere estar en reposo. La migraña es una enfermedad que puede generar una gran discapacidad en algunos pacientes en relación con la frecuencia de las crisis, la intensidad de las mismas y los síntomas asociados. Repercute en la calidad de vida de los pacientes y en sus relaciones sociales, laborales y familiares.

Hablamos de migraña crónica cuando el paciente padece 15 días con cefalea al mes, de los cuales al menos ocho son migrañas. Algo más del 10 % de la población sufre migrañas de forma episódica y entre el 2-3 % de la población padece migraña crónica, por lo que, solo en España, hay un millón de pacientes con migraña crónica. A pesar de ser una enfermedad muy frecuente, está infradiagnosticada, infravalorada e infratratada, y los pacientes con migraña crónica pueden sufrir un auténtico calvario.

Actualmente disponemos por primera vez, de un tratamiento preventivo diseñado específicamente para la migraña, los anticuerpos anti CGRP, de los cuales existen cuatro fármacos distintos. Estos nuevos tratamientos se administran por vía subcutánea una vez al mes, salvo uno que es endovenoso pero que todavía no está autorizado en Europa. Los resultados en los ensayos clínicos han sido muy esperanzadores, disminuyendo el número de días con migraña a la mitad en aproximadamente el 50 % de los pacientes, y en cerca de un 25 % de los pacientes se consigue incluso la desaparición casi completa de las migrañas. Hay pacientes que no responden a los anticuerpos anti CGRP, por lo que no es la solución definitiva para todos los afectados, pero sí un grandísimo avance.