El follón de tantos ministros


Pedro Sánchez hizo un Gobierno grande, pero parece mucho más grande si se miran los nombres de los ministerios y las vicepresidencias. Bastantes de ellos son tres en uno, al menos en su denominación. Véase, por ejemplo, a Carmen Calvo, que es vicepresidenta primera, Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. José Luis Ábalos es ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. José Luis Escrivá, de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Y González Laya, de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Y todavía se pudo ampliar más la denominación: a Carmen Calvo se le pudo añadir «y relaciones con la Iglesia». A Ábalos había que añadirle Obras Públicas o Fomento. Y a Escrivá, la contabilidad del Reino, en competencia con Hacienda, como demostró al tener razón en la previsión de ingresos fiscales de la tasa Google.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

El follón de tantos ministros