Sobre aguas, aires y lugares

Luis Ferrer i Balsebre
luis ferrer i balsebre TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

Ana Escobar | EFE

02 feb 2020 . Actualizado a las 12:31 h.

Hipócrates escribió en el siglo V a. C. un texto capital para la ciencia de la antropología médica titulado Sobre aguas, aires y lugares. En él viene a señalar la importancia de esas variables a la hora de entender cómo enferman, cómo se curan y cómo mueren los seres humanos en un determinado lugar.

 Nos enseñó a relacionar las enfermedades con el medio ambiente físico y cultural, y poder explicar por qué el cáncer de estómago era más frecuente en Japón debido al excesivo consumo de pescado en su dieta; que la gran prevalencia del cáncer de esófago de los habitantes del cono sur tiene mucho que ver con el hábito cultural de tomar mate muy caliente; la contaminación atmosférica con las enfermedades pulmonares; o el síndrome alcohólico fetal con la costumbre rusa de beber vodka incluso durante el embarazo.

Realicé mi tesis doctoral sobre un estudio antropológico médico, aprendí todas las reglas, métodos y análisis con los que se puede estudiar un grupo humano circunscrito en un territorio. Importa saber cómo y dónde viven, qué comen, qué labores o trabajos realizan, qué costumbres tienen, de qué enferman, que remedios usan para curarse y cómo entierran a sus muertos.