Ética y estética de un nombramiento


En términos formales, la Fiscalía General del Estado es independiente, ya que, aunque es nombrada a propuesta del Gobierno, su cese tiene causas muy tasadas, y su mandato, de cuatro años, es irrepetible. Pero en la práctica todos los Gobiernos nombran «su» fiscal, porque una de las causas de cese es la investidura de un nuevo presidente, y porque muy pocos fiscales generales cumplen íntegro su mandato. Desde 1980 hasta hoy hubo 17 fiscales generales, con una media de duración de 1,9 años. Los únicos que cumplieron mandato fueron Burón Barba y Moscoso. Y los que superaron ese período, por haber sido renombrados antes de agotar su primer mandato, fueron Cardenal y Conde-Pumpido.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Ética y estética de un nombramiento