El año de la salud de las plantas


2020 ha sido declarado Año Internacional de la Sanidad Vegetal por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El principal objetivo es aumentar la concienciación de las personas sobre la necesidad de proteger la salud de las plantas, para mejorar la seguridad alimentaria, cuidar el ambiente y la biodiversidad e impulsar el desarrollo económico. Aproximadamente un 40% de la producción agrícola anual se pierde debido a las enfermedades (plagas) de las plantas, con un detrimento económico de 220.000 millones de dólares al año. La sanidad vegetal, la que cuida de la salud de las plantas, busca reducir esas pérdidas al mínimo posible. Para ello se emplean productos fitosanitarios (PF), que son equivalentes al uso de medicamentos para cuidar de la salud de los seres humanos. Así, los PF se destinan a preservar la producción, el almacenaje, la distribución y el transporte de todo tipo de productos agrícolas. Su uso sirve para proteger la salud pública. En términos amplios, entran dentro de la categoría de fitosanitarios aquellas sustancias, o mezclas de sustancias, que sirven para impedir la generación de enfermedades y plagas de las plantas, así como para combatirlas y destruirlas. Los productos fitosanitarios están relacionados con la química positiva, benefactora de la humanidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El año de la salud de las plantas