Contiene sulfitos


La época de Navidad, Fin de Año y Reyes es en la que nos encontramos, en más ocasiones, con la advertencia: contiene sulfitos.

Al consumo habitual de vino, se añade el cava. La práctica totalidad de vinos y cavas llevan la advertencia: contiene sulfitos. La razón de que sellen las botellas con sulfitos está en que, estas sustancias, generan dióxido de azufre (SO2), un conservante clásico que evita la oxidación del alcohol del vino (etanol, alcohol etílico) a ácido etanoico (ácido acético, ácido del vinagre). Es decir, los sulfitos evitan que el vino se avinagre (se pique) y se eche a perder: la química benefactora de la humanidad.

Con el fin de proteger a las personas alérgicas a ese antioxidante, a partir del 2005, las etiquetas de bebidas con un contenido en alcohol superior al 1,2 % (los vinos tienen más del 10%), deberán incluir la palabra contiene seguida de SO2 (o de los sulfitos que lo originan) cuando esté en concentración superior a 10 mg/kg o 10 mg/litro.

Alergias aparte, hay personas a las que los sulfitos les producen dolor de cabeza (cefaleas), que están relacionadas con la cantidad de sulfitos contenidos en el vino. Los productores no están obligados a indicar la cantidad de sulfitos y no lo hacen. No le queda otra que tomar nota de los vinos que le producen dolor de cabeza para no consumirlos. En general, los blancos tienen más sulfitos que los tintos.

Buen año 2020 para todos los lectores de La Voz de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Contiene sulfitos